“Cervezóleo”: una empresa fabrica combustible aprovechando los restos de la cerveza

Brewtroleum Station

DB Export, una empresa neozelandesa, ha dado a conocer que ha creado un nuevo tipo de biocombustible al que han llamado “Brewtroleum” y que al español podría traducirse como “Cervezóleo”, pues es un combustible elaborado con parte de los deshechos que se obtienen del proceso de elaboración de la cerveza.

La empresa recicla dichos residuos y los convierte en etanol, el cual puede mezclarse con el petróleo común y convertirse en biocombustible comercializable.

La empresa DB, que cuenta con marcas como Murphy’s o Heineken, se ha asociado para este proyecto con la petrolera Gull. Una vez obtenido el etanol antes mencionado, Gull añade un 90% de gasolina Premium y deja el 10% restante reservado para el etanol derivado de la cerveza, y ya se tiene el biocombustible de 98 octanos listo para comercializar.

Desde DB asumen que no es un producto realmente novedoso pero que sí aporta algunas ventajas como limpiar el exceso de agua y otras sustancias corrosivas del motor y la menor emisión de carbono.