Invitados VIP de Porsche, Dempsey y Loeb

Porsche 911 GT3 de Patrick Dempsey

Tras el parón veraniego en competición, llega la Fórmula 1 al circuito belga de Spa-Francorchamps el fin de semana del 21 al 23 de agosto y con ella también la Porsche Mobil 1 Supercup para comenzar su segunda parte de temporada. Para comenzar por todo lo alto, Porsche ha invitado a dos pilotos VIP de excepción, el actor y piloto Patrick Dempsey, que regresa al volante de un Porsche 911 GT3 Cup de 460 cv tras su debut el año pasado en Hockenheim con los colores de su 911 RSR con el que logró la segunda posición de la categoría GTE-Am en las 24 Horas de Le Mans, y el gran apasionado de la Supercup y nueve veces campeón del mundo de rallyes Sébastien Loeb, que ya tomó parte en las pruebas de Barcelona y Montecarlo en 2013.

Con ello, Porsche mantiene la tradición de contar con pilotos VIP en este certamen, donde ya han participado otras figuras de la talla de Sébastian Ogier, campeón del mundo de rallyes, así como expilotos de Fórmula 1 como Mika Häkkinen o Nick Heidfeld. “El concepto de la Porsche Mobil 1 Supercup se basa en varios factores complementarios. Pilotos internacionales de máximo nivel, equipos punteros, carreras atractivas, invitados ilustres y un formato de competición con absoluta igualdad, son la esencia para unas pruebas apasionantes, que forman la Champions League de los campeonatos monomarca de Porsche”, argumenta Oliver Schwab, Director de la Porsche Mobil 1 Supercup”.

El actor y piloto Patrick Dempsey

La Porsche Mobil 1 Supercup está considerada desde hace tiempo una plataforma de lanzamiento para las pruebas internacionales de GT de la marca y para las pruebas de resistencia. Antiguos pilotos de este campeonato tienen actualmente contrato como pilotos oficiales, como el neozelandés Earl Bamber que recientemente se ha hecho con el título de las 24 Horas de Le Mans 2015.

Un campeonato tremendamente interesante como rezan los resultados visibles a día de hoy a mitad de campeonato. Disputadas cinco de las once carreras que componen el certamen, pilotos de hasta 16 países diferentes están peleando todavía por los puntos y el prestigio de la competición de Porsche más importante para la marca. De hecho, los tres primeros, el austriaco Philipp Eng, el alemán Christian Engelhart y el español Álex Riberas se mantienen con una diferencia de sólo doce puntos. Además, el concepto de estar presentes como carrera de apoyo en todas las pruebas europeas del Mundial de Fórmula 1 no ha perdido nada de su atractivo en los 23 años de historia de la Supercup.