Seis claves para no marearse en el auto

mareos en auto

En toda familia siempre hay alguien que se marea en el auto. Normalmente son los niños, ya que son más sensibles, pero también hay algún adulto que no escapa. Es recomendable que estas personas se sienten delante, ya que se siente ligeramente menos la inercia de las aceleraciones y frenadas que en los asientos posteriores.

Además de la preferencia del asiento, la plataforma internacional AutoScout24 ofrece estos consejos para evitar mareos:

Dejar la lectura para otro momento

Olvidar el celular o la lectura de libros. Al viajar en auto es frecuente experimentar sensación de mareo al tratar de mantener una lectura. Para que no se nos atragante la lectura, lo mejor es dejar el libro para otro momento y centrarse en contemplar el paisaje (y, si se puede mirar fijamente un punto en el horizonte, mejor).

Sentado con sentido

Evitar sentarse en sentido contrario a la marcha. Al ir en furgoneta o caravana, si alguien es propenso al mareo, que procure ir sentado mirando en la dirección en la que se mueve el vehículo.

En asientos delanteros

Aunque no sea un buen copiloto o aunque no sepa interpretar los mapas, es mejor ceder el asiento delantero a una persona que sea propensa a sufrir mareos ya que en esto se sienten menos los movimientos del coche.

Manejo con cautela

El manejo agresivo, acelerones, frenazos… no son precisamente lo mejor para las personas que se marean en el auto sino más bien una provocación de consecuencias poco agradables.

Ventilar el habitáculo

Algo tan sencillo como abrir alguna ventanilla de tanto en tanto puede evitar una parada extra para aliviar un mareo. En ocasiones, un coche cerrado a cal y canto puede provocar que el ambiente se cargue, incluso con el aire acondicionado puesto, y de ahí al mareo hay un paso.

Ocio ¡pero con la vista al frente!

Los desplazamientos largos en auto pueden provocar aburrimiento, sobre todo, en los pequeños. Para evitar que el aburrimiento deje paso a síntomas de mareo se recomienda distraerse con juegos, una película, conversando… cualquier cosa siempre y cuando se mantenga la vista al frente.