Versiones “Plug-in” para la Serie 7 de BMW

BMW Serie 7 Plug-in

Grandes novedades de movilidad trae el nuevo Serie 7 de BMW, que además de incorporar en su construcción materiales más ligeros y tecnologías de vanguardia, entre la oferta de motores dispondrá de una motorización híbrida enchufable.

El nuevo Serie 7, como auto orientado hacia el futuro, destaca la disposición en su gama de los BMW 740e, BMW 740Le y BMW 740Le xDrive, con un conjunto de propulsión híbrida BMW eDrive resultado de la gran experiencia en el desarrollo de los autos BMW i. Esta tecnología supone que el BMW 740e puede circular un máximo de 40 kilómetros y hasta 120 km/h completamente exento de emisiones contaminantes.

Con el BMW 740e se estrena la tecnología eDrive en el segmento de las berlinas más exclusivas, que se había instalado por primera vez en los modelos i. El híbrido enchufable, que también se ofrece en versión de batalla larga 740Le, así como en su variante de tracción total inteligente 740Le xDrive, tiene un propulsor de cuatro cilindros 2.0 litros con inyección directa y turbo Twin Scroll BMW TwinPower Turbo y un motor eléctrico que conjuntamente desarrollan una potencia de 326 cv, lo que le permite acelerar hasta los 100 km/h en sólo 5,6 segundos (5,7 segundos en 740Le y 5,5 segundos en 740Le xDrive) y alcanzar los 240 km/h de velocidad máxima. Estos nuevos integrantes de la nueva Serie 7 tienen un consumo combinado de 2,1 litros a los 100 km (2,3 l/100 km en el 740Le xDrive) o bien un consumo de corriente eléctrica de 12,5 kWh/100 km (13 kWh/100 km en el 740Le xDrive). El valor correspondiente de CO2 es de 49 gramos por kilómetro (53 gr/km para el 740Le xDrive).

La energía que consume el motor eléctrico proviene de una batería de alto voltaje de ión-litio, montada debajo del asiento trasero en una posición especialmente segura. Para recargarla puede conectarse a cualquier enchufe convencional así como a una BMW i Wallbox o a estaciones de recarga públicas.

Depósito de carga eléctrica del BMW 740e

Con la tecla eDrive de la consola central se puede incidir en el modo de funcionamiento del sistema híbrido. Estando activo el reglaje básico Auto eDrive, el motor de combustión recibe un perceptible apoyo del motor eléctrico durante maniobras de aceleración o recuperación. Si está activo el modo MAX eDrive puede recorrer únicamente con motor eléctrico hasta 40 km (37 km el 740Le xDrive) sin generar emisiones. Se puede activar además el modo Battery Control, con el que se aumenta o al menos se mantiene el nivel de carga de la batería para aprovecharse posteriormente cuando sea necesario. Para potenciar el funcionamiento del motor eléctrico, mientras que el navegador tiene activada la función “Guiado al destino”, la gestión previsora de la energía realiza los cálculos necesarios para elaborar una estrategia y seleccionar una ruta que permita llegar hasta dicho destino con el motor eléctrico.

De forma exclusiva para las versiones enchufables de la Serie 7 dispondrán de un sistema de calefacción y refrigeración estacionarias, que funciona con la energía eléctrica proveniente de la batería de alto voltaje o bien con la corriente eléctrica proveniente de una toma durante la operación de recarga de la batería.