Dave Grohl asegura que su lesión ha fortalecido a los Foo Fighters

Aunque Dave Grohl tiene un pie roto y se ha visto obligado a realizar sus conciertos en un “trono“, insiste que su lesión no ha afectado a su banda sino que la ha fortalecido.

Creo que estos han sido los mejores conciertos de los Foo Fighters. Creo que por esta situación y por el simple reto de subir al escenario para las presentaciones, los conciertos son más apasionados, son más energéticos“, dijo Grohl en una entrevista telefónica con The Associated Press desde Quebec el viernes.

“Cuando la gente me ve en esa silla se dan cuenta que todos estamos en esto juntos”, agregó. “Soy un tipo con una pierna rota y les daré tres horas de mi máximo”

Grohl se cayó en el escenario en Suecia el mes pasado y se fracturó el pie. Dijo que al principio no sentía dolor, hizo que le pusieran yeso en la pierna durante el concierto y terminó su presentación. Días después fue a que le hicieran una cirugía y la banda canceló el resto de sus fechas en Europa.

Dave Grohl asegura que su lesión ha fortalecido a los Foo Fighters

Pero resurgieron en Washington el fin de semana pasado cuando Grohl llegó al escenario sentado en un trono con su pie en un yeso púrpura. Tocó su guitarra intensamente y cantó como siempre, todo desde una silla que está equipada con un cinturón de seguridad para evitar que el rockero se caiga en medio de la emoción.

Grohl dijo que había planeado ese espectáculo por más de un año, pues era para celebrar el 20 aniversario de los Foo Fighters y su álbum debut homónimo.

“Y yo soy de Washington, D.C. Mi sueño cuando era niño era poder tocar en grande en mi ciudad natal y el RFK es el gran escenario de mi ciudad“, dijo. “No había nada que me hiciera perderme ese concierto. Si me hubieran tenido que sacar en una camilla de todas formas lo hubiera hecho”.

Grohl dijo que dibujó el trono cuando estaba en una habitación de hotel mientras pensaba en cómo podría presentarse con un pie roto. La banda tiene unos 50 conciertos programados hasta noviembre.

“Escuchen mi voz ahora. Mi voz está hecho un desastre porque no me quiero bajar del escenario. Sigo gritando hasta que me quedo sin aire”, dijo.

Grohl dijo que su pie se está curando bastante bien y está “deshinchándose“. También ha recibido atención de doctores después de sus conciertos para asegurarse de que está bien.

“No quiero cancelar conciertos. … no debo poner peso sobre el pie por seis semanas”, dijo. “Hago mis ejercicios de rehabilitación. ¡Es la pierna con la que toco el bombo de la batería!”

Grohl dijo que ha podido acercarse a sus admiradores aún más por la lesión.

“Me gusta mi trabajo tengo una (grosería) pierna rota pero sigo de gira porque me (grosería) encanta”, dijo.