Consejos para el cuidado de tus tatuajes

Ya lo tienes. Has pasado tiempo viendo diferentes modelos, consultando con distintos tatuadores y estudiando diferentes alternativas…pero ya lo tienes, luciendo con estilo sobre un cuerpo con una pose verdaderamente chingona.

Ahora bien, siempre hay que cuidar bien aquellas cosas que más nos gustan y el mundo del tatuaje no es una excepción. Todos los tatuajes (si exceptuamos los que uno se suele hacer bajo el peligro de ir con unas copas de más) lucen muy cool pero con el paso del tiempo empiezan a verse como un deportivo de hace demasiadas temporadas.

Aquí te ofrecemos una serie de consejos para que tu tatuaje luzca como ninguno y puedas presumir de un cuerpo de primera. ¡¡Saca la libreta y toma nota!!

1-No tengas prisa. El tatuador te pondrá un vendaje que debes mantener de dos a veinticuatro horas antes de retirarla.

2-Deja que respire. Tras retirar la venda y proceder a la primera limpieza deja que el tatuaje se termine secando al aire.

3-No olvides la pomada. Una vez que el tattoo está seco notarás como tu piel comienza a sentirse tirante, en ese caso no dudes en aplicar una capa de pomada sobre el dibujo. Procura que no sea una capa excesiva puesto que favorecería la aparición de bacterias.

4-Higiene e hidratación. Las primeras semanas que transcurren tras el tatuaje son esenciales. Aquí tendrás que tener dos conceptos bien claros: higiene e hidratación…deberás mantener la piel tersa y lo más limpia posible durante un plazo de 3 a 6 semanas.

5-Evita la ropa ceñida. Evita ponerte ropa ceñida en la zona donde lleves el tatuaje, especialmente al principio. Mientras un tatuaje se cura, filtra plasma y exceso de tinta, que puede pegar la ropa al tatuaje

6-No practiques excesivo deporte. Los dibujos muy grandes o los que estén situados en zonas cercanas a las articulaciones pueden tardar mucho más en curar con el ejercicio físico.