Los múltiples beneficios del café

El café, uno de los placeres menores de la vida

Ni el té, ni los refrescos, ni siquiera la cerveza, el café es la bebida más consumida en todo el mundo después del agua.

Es tal la cantidad de café que se consume al año, que cada rincón del mundo produce su propia variedad con términos variables en cuanto a intensidad, sabor y aroma.

Colombia, Perú, Jamaica, Etiopía…cada región del mundo tiene su propia especialidad de esta bebida que dependiendo de la época del año en la que nos encontremos y el momento del día en el que lo disfrutemos puede tomar multitud de formas.

Con hielo, solo, con leche, con nata, con licor…el café admite miles de interpretaciones. Solo hay que encontrar, al igual que con los estilos musicales, la que mejor se adapta a nosotros. Todo para no renunciar a una bebida que además de un exquisito sabor aporta múltiples beneficios:

  • Una ayuda para el corazón. Los últimos estudios realizados han desterrado el mito de que el café es malo para el corazón al demostrar que consumido con moderación, el café minimiza las posibilidades de sufrir un infarto.
  • Un aliado contra la báscula. Combinado con una dieta equilibrada, el café puede resultar el complice perfecto para mantener las grasas a raya.
  • Antidepresivo natural. Un nuevo estudio confirma que el café es una bebida que tiene efectos en el cerebro similares al chocolate (con la ventaja de que no engorda). De hecho, las personas que toman como mínimo un café al día tienen un 20% de posibilidades menos de sufrir depresión que aquellas que no lo consumen.
  • Despierta la mente. No solo vivimos del efecto activador del café mañanero sino que a largo plazo el consumo de café se convierte en un remedio natural para luchar contra enfermedades como el alzheimer o el parkinson.
  • Un aditivo para el deporte. La cafeína aumenta los niveles de adrenalina generando una mayor predisposición y motivación para hacer ejercicio.
  • Remedio contra la vejez. Como si fuese el elixir de la eterna juventud, el café ayuda a mantener la frescura de la dermis evitando la aparición de arrugas prematuras y favoreciendo la firmeza y vitalidad de la piel.