Una pequeña guía para terminar con el acné

La higiene no nos puede faltar

El acné es un problema que afecta principalmente en la adolescencia. Sin embargo, los granos no solo son los responsables de arruinar muchas citas en la adolescencia sino que al igual que las visitas familiares…siempre aparecen cuando uno menos se lo espera.

Hay elementos contra los que no podemos luchar. Existe un factor genético que predispone a que ciertos hombres se vean más afectados por el acné debido a una mayor obstrucción de los poros y al aumento de bacterias en su piel.

Ahora bien, hay ciertos hábitos que podemos controlar y con los que conseguiremos tener una piel mucho más limpia y suave. Ciertos detalles de nuestro día a día con los que alcanzaremos nuestra meta:

-Cuida las cremas grasas. Tanto si utilizas alguna crema de cuidado facial como si utilizas algún tipo de after shave, debes tener cuidado con la composición de los mismos.

-Dieta saludable. Hay ciertos alimentos que pueden convertir nuestra piel en un volcán a punto de estallar. Cuanta más verdura y fruta añadas a tu dieta menos probabilidad tienes de que el acné termine apareciendo.

-¡¡Esos humos!! No vamos a descubrir nada nuevo si decimos que el tabaco es malo para la piel. Ciertas toxinas que expulsamos con cada cigarro tienden a quedarse en una piel en la que aumentan el número de bacterias de manera exponencial.

-Vigila el estres. A todos nos pasa. Un entorno laboral complicado termina afectándonos a todos los niveles. La piel nos acompaña en este sufrimiento así que la mejor solución es no dejar que nos domine la tensión.

Higiene. Las madres tienen razón. Para la higiene no hay nada mejor que agua y jabón. Sobre todo si tienes una piel grasa trata de realizar una limpieza sencilla en la cara antes de acostarte…la piel te lo agradecera.

Ten en cuenta que durante los meses de verano el acné y las pequeñas cicatrices relacionadas con esta cuestión mejoran puesto que se ven beneficiados por los rayos solares. Sin embargo, en el otoño hay que renovar los cuidados y en ciertos casos acudir a un especialista que nos recomiende el mejor tratamiento para eliminar cualquier rastro de acné.

¡¡Preparados para declararle la guerra a las impurezas!!