escorpio

Consejos para enamorar a Escorpio

Escorpio es un signo de impulsos, de fuerza, de pasión, de determinación y de decisión. Está considerado como el signo más sensual del Zodiaco, siendo amantes muy entregados, apasionados e imaginativos que llenarán la relación de intensidad, emociones fuertes e inteligencia.

Los nativos de este signo suelen ser, además, personas muy extrovertidas y con una gran capacidad de autocontrol, por lo que las parejas de un Escorpio tienen la diversión casi asegurada. Aunque esa personalidad tan intensa y apasionada provocará numerosos conflictos en la relación: los nativos de este signo suelen ser muy caprichosos, celosos, posesivos y algo violentos y crueles, teniendo muchas dificultades para lidiar con contratiempos de una manera calmada y pacífica.
Tienen una manera muy liberal de concebir las relaciones de pareja, sin embargo, no suelen aceptar que su pareja se comporte igual que ellos, por lo que tendrán frecuentes ataques de ira que permanecerán hasta que la pareja decida ceder.

Consejos para enamorar a Escorpio

Los astros ofrecen algunos consejos a los nacidos bajo el signo de Escorpio para que puedan resolver sus problemas amorosos y de pareja:

  • Los nativos de Escorpio deben aprender que las reacciones impulsivas y tormentosas no pueden ser constantes en el seno de una relación de pareja, ya que impiden que haya una mínima paz y estabilidad para construir unas bases sólidas de crecimiento amoroso.
  • En una relación sentimental, se deben tener en cuenta los deseos y necesidades de ambos miembros, por lo que mantener una actitud caprichosa y egoísta no sólo no aportará nada positivo a la relación, sino que destruirá lo que se construye en los momentos de paz y entendimiento mutuo. No hagas nunca lo que no te gustaría que te hicieran a ti.
  • Todas las relaciones sanas se asientan en el respeto mutuo, la comunicación, la confianza y la empatía. Si uno no es capaz de confiar en su pareja, de respetar su libertad individual, de dialogar de igual a igual para resolver conflictos y de ponerse en la piel del otro para ver cómo le afectan tus reacciones y movimientos, no quedará realmente mucho espacio para construir una relación bella e interesante que pueda prosperar.
  • La violencia nunca es constructiva ni aporta beneficios, y menos aún si se da en una relación entre personas que se aman y se respetan. Por eso, es de vital importancia que controles tu ira, tu mal carácter y tus reacciones impulsivas: cuando sientas que todo te supera y que te pones de muy mal humor, en lugar de responder a la situación, deja todo lo que estás haciendo y sal a la calle a airearte; a tu regreso verás todo con una mirada mucho más amable y constructiva.