4 señales de que estás en una relación amorosa sana

4 señales de que estás en una relación sana

En toda relación amorosa existen complicaciones y no siempre todo será color de rosa, lo cual es completamente normal, lo importante es que ambos puedan sortear las dificultades que se les presenten como pareja. De igual forma, no existe una clave o fórmula mágica para que una relación sea exitosa. Sin embargo, existen ciertos indicios de que estás en una relación amorosa sana, en la que tu pareja y tú, además de compartir tiempo de calidad y momentos felices, posiblemente también compartan un proyecto de vida en común y se encuentren en la misma sintonía. Te compartimos cuatro señales que indican que la relación en la que estás es sana.

1. Es valido sentir cualquier tipo de sentimiento y expresarlo

En una relación real y sana, no todos los momentos serán felices y agradables, también habrá momentos difíciles, discusiones y peleas, en las que ambos experimentarán toda clase de sentimientos, lo importante es que ante los conflictos que se puedan presentar, busquen la mejor solución para ambos y siempre expresen lo que sienten, con respeto hacia el otro. Recuerda que la base de toda relación saludable es la comunicación.

2. No dependes de la otra persona

El tiempo que comparten juntos, es tiempo de calidad  y lo disfrutan al máximo. Sin embargo, ninguno de los dos depende del otro para sentirse pleno y feliz. Disfrutan su individualidad y pasar tiempo consigo mismos. No esperan que el otro los salve o los rescate  y son personas independientes, capaces de hacerse responsables de sí mismos y de resolver sus propias problemáticas internas.

3. Es más importante el camino, que el fin

Lo importante no es el desenlace de la historia, sino la trama. Todo lo que viven juntos, ya sean momentos felices o difíciles, y sobretodo el aprendizaje y el crecimiento personal que ambos adquieran de la relación.

4. Se dan amor a manos llenas

Tienen la capacidad de amarse sin esperar nada a cambio, sin restricciones. Se entregan independientemente de que el otro les corresponda en la misma medida o no. Su amor va más allá de besos, caricias, risas, alegrías y palabras bonitas, lo trasladan a acciones. En su relación hay respeto, paciencia, perdón, bondad y apoyo incondicional.