5 cosas que debes hacer si quieres llegar al orgasmo

5 cosas que debes hacer si quieres llegar al orgasmo

Existen múltiples teorías, consejos y recetas que prometen hacerte llegar al orgasmo si las sigues al pie de la letra. Sin embargo llegar a él no es tarea sencilla, tan es así que existe un gran número de mujeres que aún no lo han experimentado.

Es por eso que te traemos estas cinco recomendaciones, que si bien no son una receta infalible para experimentar un orgasmo, ya que no existen fórmulas para eso, sí te podrían facilitar en gran medida que vivieras esa experiencia.

1. Déjate llevar

Lo primero que debes hacer es soltar el miedo y los prejuicios que probablemente existen en tu mente. Recuerda que la mejor manera de disfrutar de su sexualidad y experimentar el placer al máximo es liberándote de falsos tabús.

Así que relájate, olvídate de todo lo demás y enfócate únicamente en el placer.

2. Autoexplórate

Conocer tu cuerpo es una pieza fundamental para llegar al orgasmo, eso te permitirá conocer tus gustos, saber qué te genera placer y te permitirá poderlo expresar a tu pareja. Recuerda que nadie puede expresar lo que desconoce.

3. Comunícate con tu pareja

La comunicación con tu pareja es trascendental para llegar al orgasmo. Es muy importante que se conozcan como pareja, además de que conozcan su propio cuerpo, para que puedan externarle al otro lo que les gusta y lo que no.

4. El juego previo es fundamental

Está comprobado que las mujeres necesitamos bastante más estimulación que los hombres para alcanzar el clímax. En promedio, un hombre llega a su máximo placer en 5 a 10 minutos, mientras que una mujer necesita entre 15 y 20 minutos.

Así que las caricias, besos, masajes y jugueteo es algo fundamental para llegar al orgasmo.

5. Posiciones sexuales

Posiciones sexuales hay muchas, pero algunas te pueden ayudar más que otras a alcanzar el orgasmo. Las mejores posiciones sexuales para el orgasmo femenino son aquellas que estimulan el clítoris y el punto G como por ejemplo:

Mujer arriba. En esta posición, el control de la profundidad y velocidad de la penetración está en la mujer. Para una mejor estimulación del clítoris, debes apoyarte contra el hueso púbico de tu compañero. Y en vez de moverte de arriba hacia abajo, gira como si quisieras formar un círculo con tu vagina; cada vez que el movimiento es hacia adelante, se estimula el clítoris, y cada vez que es hacia atrás se estimula el punto G.

Perrito. Esta posición tan sexy te asegura una penetración profunda, en la que el pene fricciona el punto G, un tejido altamente sensible situado en la pared frontal de la vagina. La posición del perrito es una de las que más rápido nos hace llegar al clímax.

En estas u otras posiciones, intenta contraer los músculos pubococcígeos -los que contraemos para detener la orina-, pues con estos movimientos aumentas el grado de la fricción del pene en la vagina y en el clítoris, lo que ayuda a tener orgasmos más intensos.