5 zonas erógenas femeninas que no conocías

5 zonas erógenas que no conocías

En ocasiones la falta de conocimiento de nuestro propio cuerpo y la rutina con nuestra pareja, pueden llevarnos a repetir las mismas prácticas sexuales una y otra vez, sin darnos la oportunidad de experimentar nuevas sensaciones, y disfrutar nuestra sexualidad al máximo. Por eso te decimos cinco zonas erógenas femeninas que tal vez tu pareja y tú no han explorado, y que si las estimulan de manera adecuada pueden llevarte al orgasmo mucho más fácil. ¡Te lo garantizamos!

1. Las rodillas

Aunque te parezca increíble y difícil de creer, las rodillas son una de las zonas erógenas menos exploradas y que más placer generan. Puedes decirle a tu pareja que pruebe masajear suavemente, acariciar y besar, la piel que se encuentra atrás de las rodillas, ya que es un área muy sensible a los estímulos. Entre más sutiles sean las caricias más las disfrutarás.

También pídele que explore toda el área de la rodilla en sí -la rótula y la parte superior- porque resulta muy excitante también.

2. El abdomen

Las caricias y besos en el abdomen normalmente se utilizan como parte de un juego tierno. Sin embargo, las caricias en esa zona pueden tener una gran capacidad erótica. Un buen masaje sobre el área abdominal, funciona como una anticipación a tus músculos vaginales y te ayudará a que la excitación aumente en gran medida, al grado de que podrías llegar a experimentar un orgasmo sin necesidad de tener sexo oral ni penetración.

3. Los labios

Los labios son una de las zonas más erógenas del cuerpo, indispensables a la hora de tener sexo. Por eso es importante que los besos se extiendan durante toda la relación sexual y no limitarlos al momento previo a la penetración.

Bésate con tu pareja durante 5 minutos seguidos antes de la penetración, probando besos de distintas intensidades, y comprobarás que la pasión aumentará en un instante.

4. Los pies

De acuerdo con la reflexología, estimular ciertos puntos de presión sobre los pies puede provocar la excitación sexual. Y es que no hay nada más relajante y desestresante que un buen masaje de pies.

5. El cuero cabelludo

A todos nos encanta y nos relaja un buen masaje en el cuero cabelludo, como el que dan en el salón de belleza cuando vas a cortarte el cabello. Pero ¿alguna vez te imaginaste que el cuero cabelludo podría ser una zona erótica? Pues lo es, y esto se debe a que el cuero cabelludo tiene muchas terminaciones nerviosas que lo hacen sensible al tacto.                                                                                                                                                     Así que ya sabes, no te quedes con lo que ya conoces y explora otras zonas de tu cuerpo durante el sexo. Tal vez puedas encontrar una gran fuente de placer donde menos te lo esperas.