El origen de la maldición del Viernes 13

De por sí el trece no tiene muy buena fama, pero si además le añadimos el viernes, sabemos que algo malo va a suceder.

No hablamos sólo de la película dirigida por Sean S. Cunningham en 1980, en la que un grupo de adolescentes son asesinados uno por uno por un asesino desconocido al intentar reabrir un campamento abandonado.

El Viernes 13 y su “maldición” se remonta a muchos siglos atrás y te vamos a contar la historia que se esconde detrás del día fatídico y de mala suerte.

La historia comienza con Los Caballeros de la Orden de los Pobres Caballeros de Cristo y del Templo de Salomón, mejor conocidos como Caballeros Templarios.

Esta Orden se origina alrededor de 1100 y su propósito oficial era el de proteger a los peregrinos que iban a la Ciudad Santa de Jerusalén y aprobada por la Iglesia Católica.

Pero el viernes 13 de octubre de 1307 el Rey Felipe IV con el apoyo del Papa Clemente V, ordenó redadas para atrapar a todos los templarios del país. Este evento tuvo gran notoriedad, no sólo por las acusaciones a las que se enfrentaron; sino también a las brutales torturas a las que fueron sometidos durante los siguientes 7 años, hasta, finalmente, acabar quemados en la hoguera.

Pero hay quienes aseguran que el viernes trece es nefasto desde tiempo antes, remontándose a la Última Cena, ya que este evento culinario contaba con trece comensales (doce apóstoles más Jesús) , y tras la cual se produjo la crucifixión de Jesús, precisamente en viernes.

Pero no siempre fue así. Antiguamente el 13 era un número de buen augurio, pues es el número de lunas llenas que existen en un año. Trece eran también el número de baktun en la cuenta larga del calendario maya.

Así que no todo es mala suerte. La suerte la eliges tú. ¿Cómo quieres que sea este viernes 13? ¿Brillante como luna llena o terrorífico como 7 años de torturas?

 

Jamie Lee Curtis regresa en el 2018 para protagonizar Halloween. ¡Entérate!