¿Cómo desenamorarse de un hombre en 7 pasos?

No será necesario fingir que estás feliz, porque absorberá más tu energía. Sácalo, escríbelo, cuéntalo

Nadie dijo que sería fácil. Pero entre más pronto decidas que él no tiene parte en tu futuro, más pronto lo dejarás en el olvido, a donde pertenece. Esta es una guía que facilitará tu proceso para desenamorarte de “ese” hombre.

  1. Date tiempo. Nada de acelerar el proceso. Hazle saber a tus amigos que estás muy afectada. No será necesario fingir que estás feliz, porque absorberá más tu energía. Sácalo, escríbelo, cuéntalo.
  2. Céntrate en sus rasgos negativos. Por algo ese hombre ya no es parte de tu vida. Así que, la próxima vez que pienses en su sonrisa hermosa, recuerda inmediatamente después todo lo desagradable que te haya dicho. Si es necesario, haz una lista de las cosas horribles sobre él. Llévala contigo y léela cuando estés a punto de buscarlo.
  3. Todo es mental. Cuando recién terminas una relación es normal que te acechen pensamientos sobre cómo recuperarlo, cómo hacer que cambie, cómo hacer que vuelva incluso arrastrándose a ti, pero interiormente sabes que eso no depende exclusivamente de ti. Empieza por aceptar que se fue (y no hay vuelta atrás).
  4. Adiós remordimiento. Podrías sentirte arrepentida por un gran número de motivos. Quizá hubieras querido ser una mejor novia. Quizá hayas cometido algunos errores, pero no puedes volver al pasado y cambiarlos. Mejor aprende de ellos.
  5. Olvida el resentimiento. Claro que podrás recordar algo horrible que te haya hecho, pero combate ese sentir recordando tres cosas increíbles e inolvidables que tus amigos o familiares hayan hecho por ti últimamente.
  6. Desidealiza a ese hombre. Las mujeres suelen enamorarse más de lo que creen que de lo que es. El problema es que se enamoran más de la imagen que quieren de esos hombres, se enamoran por el simple hecho de sentirse como madre de esos hombres pero no se enamoran del mismo hombre. Triste pero cierto.
  7. Mereces a alguien mejor. Así de fácil. Repítelo como si fuera un mantra. Es difícil pero no imposible.

También podría gustarte