Embarazo sin sexo es posible gracias a la inseminación artificial

Si tu ilusión es ser madre tienes muchas posibilidades de serlo gracias a la ciencia

La mayoría de las mujeres se embarazan por medio de relaciones sexuales, pero también existen otras opciones, gracias a la ciencia y la tecnología.

El  procedimiento que puede ayudar a una mujer a concebir sin tener relaciones sexuales, es la inseminación artificial. Puede que sea costoso pero es una alternativa para parejas con problemas de fertilidad, así como parejas homosexuales o mujeres solteras que quieren ser madres pero no necesariamente tener un marido.

Puedes lograrlo en 6 sencillos pasos:

  1. Visita a un especialista en fertilidad. Platica con tu médico especialista de confianza las opciones para determinar el mejor tratamiento para tu situación (recuerda que cada metabolismo es distinto y por eso los tratamientos varían). Es muy probable que en la clínica de fertilidad te hagan participar en sesiones de preparación e información antes de la inseminación artificial o fertilización in vitro.
  2. Mantén una dieta balanceada y nutritiva. Prepárate para el embarazo con una dieta nutritiva, evita los alimentos chatarra, fumar o consumir bebidas alcohólicas. Que tu dieta esté integrada por carnes magras, productos lácteos bajos en grasa, granos enteros, frutas y verduras. Seguramente tu médico te dará vitaminas que te preparen para el embarazo.
  3. Bitácora de ovulación. Lleva un registro de tus ciclos de ovulación tomando la temperatura basal del cuerpo diariamente. Es probable que el médico te mande a examinar el moco cervical y llevará un registro de los cambios. Si te envía algún medicamento para la fertilidad, no te olvides de tomarlo para mejorar tus posibilidades de embarazo.
  4. Platica con su médico acerca de los resultados del análisis de esperma realizado tu pareja. La salud y la motilidad de los espermatozoides afectarán las posibilidades de concebir. Es probable que  necesites elegir un donante anónimo que proporcione el esperma sano para la fertilización.
  5. Elegir la fecha para la inseminación. Es muy importante que programes junto con tu médico  en qué fecha se realizará la inseminación ya que una inyección que contiene gonadotropina coriónica humana aproximadamente de 34 a 38 horas antes de tu  cita para la inseminación artificial. Durante el procedimiento de inseminación, deberás estar acostada en la mesa de examen como acostumbras para la realización del examen pélvico. El doctor insertará el esperma en su vagina, ya sea por medio de un catéter blando para depositar el esperma en su canal cervical o en su útero, o con una pequeña esponja contra el cuello del útero para ayudar a mantener el esperma en su lugar.  Deberás mantener  inclinación durante unos 15 a 20 minutos, o mientras tu médico lo recomiende.
  6. Visitas de seguimiento. Sé constante en tu seguimiento, consulta a su médico si experimentas algún síntoma inusual, como sangrado o náuseas. Debes estar consciente de que los procedimientos tienen márgenes de error y no siempre se logra en el primer intento.

También podría gustarte