Cuando las mujeres mandan, las empresas ganan (más), un estudio lo confirma

Hoy existe una desigualdad laboral que es preocupante; en Latinoamérica, en un mismo puesto, las mujeres ganan un 53 por ciento menos que los hombres

Ya lo decía María José, “ya llegaron las que mandan…” y aunque el discurso puedes resultar más feminazi que feminista, las mujeres al mando traerían más ganancias, un estudio lo comprueba.

Por supuesto que hombres y mujeres tienen el mismo rendimiento laboral, sin embargo, la investigación publicada por The New York Times, afirma que compañías que las compañías que buscan razones para lograr una mayor diversidad de género en los cargos ejecutivos solo tienen que mirar sus números.

Hoy existe una desigualdad laboral que es preocupante; en Latinoamérica, en un mismo puesto, las mujeres ganan un 53 por ciento menos que los hombres. Más de la mitad de las empresas de la región no cuenta con mujeres en los cargos directos.

Y es que no han notado que un aumento de la participación femenina de 0 por ciento a un 30 por ciento en cargos directivos, se relacionaría con un aumento de un 15 por ciento de la rentabilidad de la empresa.

Aquellas empresas con mujeres en los cargos directivos, tenían más ganancias, según concluye el estudio publicado pro por el Peterson Institute for International EconomicsEY, antes Ernst & Young.

Marcus Noland, el director de estudios, agregó que el estudio no concluyó que el desempeño, bajo el mismo puesto de trabajo, fuese mejor o más alto en mujeres o en hombres; se mantiene parejo.

“A mayor número de jóvenes preparadas, más mujeres llegarán a esos niveles tan altos”, señaló Marcus Noland.

Es decir, las mujeres en la presidencia de una compañía no tienen un desempeño ni más bajo ni más alto que sus colegas hombres. Aunque este estudio encontró indicios de que tener más mujeres en la junta directiva está correlacionado con una mayor rentabilidad.

Del total de empresas encuestadas, cerca del 60 por ciento no tiene mujeres en la junta directiva, y en más de la mitad no existe participación femenina en los puestos directivos.