Qué sucede cuando tienes el cabello largo en verano

Qué sucede cuando tienes el cabello largo en verano

¿Qué sucede cuando tienes el cabello largo en verano? Muchas chicas lo viven a diario en esta época.

Tener el cabello largo tiene sus ventajas, puede que haga que tu rostro se vea mejor, te gusta como se ve de femenino o simplemente te sientes hermosa con él. Si recibes cumplidos por tu cabello bastante seguido, sabrás del esfuerzo que toma mantenerlo, son bastantes cuidados y dinero que inviertes en tu cabellera. Cada clima tiene sus pros y contras cuando de cabello se trata, pero si pasas por el verano, es seguro que experimentes lo siguiente:

  • Cuando hace tanto calor y sientes que te están obligando a usar un gorro de lana y una bufanda.
  • Si usas tu cabello suelto puedes sentir esa capa de sudor pegajosa que comienza a cubrir tu cuello.
  • Debes buscar una manera de mantener tu moño de cabello adentro de un sombrero o gorra sin que tu cabeza se vea extraña.
  • Mantener tu cabello recogido en moños por tanto tiempo hace que no reconozcas su forma una vez lo sueltes.
  • Es imposible tratar de secar tu cabello para poder arreglarlo, todo el sudor hará que necesites bañarte otra vez.
  • Vas a nadar pero debes pensar bien antes de meterte al agua, sabes que tu cabello tardará demasiado en secar después de eso.
  • Cuando deseas tomar el sol pero no quieres quemar tu cuero cabelludo, aplicas tu bloqueador en tu cabeza y tu cabello solo se ve desagradablemente grasoso.
  • Las “ondas californianas” son una gran mentira, lo único que obtienes con unas casi rastas cubiertas de agua salada y arena.
  • Cuando atas tu cabello si decides nadar pero mantienes tú cabeza arriba como un perrito.
  • Si nadas con el cabello suelo solo buscas nadar con la corriente para no crear más nudos.
  • Recoges tu cabello aunque esté empapado porque no lo soportas suelto, pero te das cuenta que no está bien y te puedes enfermar.
  • Cuando sales y sientes que varios insectos rozan con tu piel pero en realidad es solo tu cabello.
  • Sientes que tu cuero cabelludo está tan caluroso y sudado que te gastas una lata de shampoo en seco por semana.
  • Las veces que encuentras hebras de cabello individuales pegadas a tu cuerpo por el sudor.
  • Cuando alguien abre una ventana en el carro y no puedes abrir la boca sin terminar con todo tu cabello en ella.
  • Peor que la ventana del carro, el quema-cocos…
  • Cuando tratas de comer helado y terminas comiendo tu cabello.
  • Ves las fotos de las celebridades con sus espectaculares estilos de cabello en trenzas, mientras el tuyo solo es un nido de pájaros grasoso y con mucho spray para el cabello.
  • Cuando quieres usar tops destapados pero tu cabello te cubre todo de todos modos.
  • Las veces que colocas tus lentes de sol en tu cabeza y te arrepientes cuando no puedes desatar esos horribles nudos.
  • Tu cabello se pega a tus axilas y parece que no te has rasurado jamás.
  • La humedad te afecta tanto que en serio consideras trenzar todo tu cabello
  • Hay momentos en los que incluso piensas que rapar tu cabello no sería mala idea, al final el cabello siempre vuelve a crecer ¿Cierto?