Colombia: Juan Manuel Santos fija plazo para avanzar diálogos de paz

Colombia: Diálogos de paz continuarán por cuatro meses más

El presidente colombiano Juan Manuel Santos fijó la noche del domingo un plazo de cuatros meses para decidir si mantiene los diálogos de paz con la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en La Habana.

“Vamos a estar vigilantes sobre lo que hoy se pactó. Y en cuatro meses a partir de ahora, dependiendo de si las FARC cumplen, tomaré la decisión de si seguimos con el proceso o no”, sostuvo el jefe de Estado en una alocución por radio y televisión.

Santos se refirió al acuerdo denominado Acelerar en La Habana y Desescalar en Colombia, que anunciaron en Cuba las partes, y que incluye un próximo cese al fuego y de hostilidades, así como medidas para verificar el desescalamiento del conflicto.

El jefe de Estado sostuvo que “a la paz no hay que tenerle miedo, a la guerra sí”, e instó a acelerar las conversaciones para llegar cuanto antes al fin del conflicto armado de cinco décadas.

Santos destacó los acuerdos logrados este domingo en La Habana entre los negociadores del gobierno y de las FARC, que definieron un plan para llegar sin demoras a la firma de un acuerdo final y determinaron trabajar sin descanso hasta concretar los puntos pendientes.

Indicó que las partes definieron los términos de un cese al fuego y de hostilidades bilateral y definitivo y de la dejación de armas, bajo un sistema de monitoreo y verificación con presencia internacional.

Santos sostuvo que el cese al fuego y la dejación de armas se discuten en una subcomisión con presencia de militares y policías en activo del más alto rango, que contará con apoyo de Naciones Unidas y de Uruguay, el país con mayor experiencia en el tema.

“Ellos van a contribuir al monitoreo y verificación, que es una condición indispensable para que un posible cese al fuego le dé garantías y confianza al pueblo colombiano”, sostuvo.

Señaló que es urgente desescalar el conflicto y reducir la intensidad de la guerra, tras varias semanas de agudización, “porque hemos venido hablando en medio de la guerra, pero los colombianos cada vez entienden menos que en La Habana se hable de paz mientras en Colombia continúan los ataques y los muertos”.

El jefe de Estado recordó que las FARC se comprometieron la última semana a una suspensión unilateral de todo tipo de acciones ofensivas, ante lo que se comprometió a desescalar las acciones del Estado.

“No vamos a desproteger ni un segundo a los colombianos. Este desescalamiento no es un cese al fuego bilateral, pero sí es un avance para humanizar la guerra, para evitar más víctimas, mientras se llega a un acuerdo definitivo”, aclaró.