Desarrollan mapa de riesgos de chikungunya y dengue en México

La Universidad Autónoma de San Luis Potosí (UASLP) y la Agencia Espacial Mexicana (AEM) realizan una investigación en el área de la geomedicina para crear un mapa de riesgo nacional sobre la plaga del dengue y chikungunya.
Chikungunya y dengue en México

A través del Laboratorio Nacional de Geoprocesamiento de Información Fitosanitaria (LaNGIF) de la UASLP, un equipo de geógrafos localizará los puntos donde el mosquito transmisor está presente en todo el país y a partir de allí se alertará en tiempo real.

El proyecto comenzó en 2010 con un monitoreo vía satélite de zonas marginadas y afectadas. contiene un índice entre mapas y diversos datos que recopila el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), para determinar las zonas de mayor reproducción y afectación del insecto.

De acuerdo con la coordinadora técnica del LaNGIF-Ciacyt, Guadalupe Galindo Mendoza, “no se emiten alertas oportunas porque están afectando muchas zonas de turismo internacional. Estas apariciones en climas desérticos se deben al cambio climático y a la plasticidad y capacidad que tienen los insectos de transformarse y adaptarse. El clima y las temperaturas ya no son una barrera”.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el dengue es una infección transmitida sobre todo por la especie de mosquito hembra Aedes aegypti, y en México representa un problema de salud pública.

En el caso del chikungunya, que se detectó en más de 60 países de acuerdo a la OMS, se trata de una enfermedad viral que se transmite por la picadura del mosquito portador del dengue y se caracteriza por dolores articulares.

En México los focos epidémicos están en Chiapas, Veracruz, Campeche y Tabasco, pero se detectaron casos en Nayarit, San Luis Potosí y algunas zonas de Jalisco.