Diferencias impiden acuerdo nuclear: Irán

Diferencias impiden acuerdo nuclear: Irán

A un día de vencer el nuevo plazo para que Irán y las grandes potencias alcancen un acuerdo definitivo sobre el programa nuclear iraní, todavía permanecen algunas diferencias, reconoció hoy el canciller iraní, Mohammad Javad Zarif.

Zarif, quien preside la delegación iraní en las negociaciones nucleares con el llamado Grupo 5+1, llamó a todos los musulmanes a orar en el marco del Ramadán por un resultado favorable antes de terminar mañana martes el nuevo plazo para llegar a un acuerdo final.

Destacó que a pesar de algunas diferencias, están más cerca que nunca de lograr “un acuerdo duradero” que termine con una disputa de 12 años.

Los cancilleres de Irán y el Grupo 5+1 (China, Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Rusia y Alemania) mantienen negociaciones en Viena para lograr un acuerdo que frene el programa nuclear de Teherán a cambio de un levantamiento de las sanciones contra la república islámica.

Los negociadores aún deben limar diferencias sobre varios puntos, como la rapidez con que las sanciones deben levantarse, bajo qué condiciones los inspectores podrían visitar instalaciones militares iraníes, así como el nivel de investigación nuclear que se le permitiría a Teherán.

El secretario estadounidense de Estado, John Kerry, coincidió el domingo con el canciller iraní en que “nunca hemos estado tan cerca” de un acuerdo sobre el programa nuclear de Teherán, pero advirtió que todavía faltan superar algunas diferencias.

Indicó que “todavía hay algunos aspectos abiertos que deben ser aclarados” durante las negociaciones y si “se toman las decisiones justas, un acuerdo será posible, y si no, no”.

“En los últimos días se han hecho enormes progresos”, dijo Kerry a la prensa y aseguró “no vamos a aceptar un mal acuerdo, queremos un buen acuerdo”.

De manera paralela a las negociaciones nucleares en la capital austriaca, delegados de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) se reunirán este lunes con funcionarios iraníes en Teherán, tras la visita del director del organismo, Yukiya Amano, la semana pasada.