Efectos del fenómeno El Niño en México, julio de 2015

Efectos del fenómeno El Niño en México, julio de 2015

Julio y agosto presentarán una disminución gradual de la lluvia acumulada mensual en México, con valores estimados por debajo de lo habitual, debido al impacto que generará el fenómeno de El Niño.

Al dar a conocer la perspectiva estacional de precipitación para el tercer trimestre de 2015, el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) , previó que la situación se normalizará a partir de septiembre, cuando volverán condiciones cercanas a las normales.

Recordó que de acuerdo con datos de la climatología de 1981 a 2010 la precipitación promedio de julio es de 134 milímetros; sin embargo, para el mismo mes de 2015 se prevé un acumulado de lluvias de 104 milímetros, 22 por ciento por debajo de la cifra histórica.

La excepción será el norte, centro y sur de la Península de Baja California, el suroeste de Sonora, regiones de Chihuahua, región oriental de Coahuila, el norte de Sinaloa y la franja costera central de Jalisco, donde se pronostican acumulados por arriba de la media.

Por el contrario, los meteorólogos prevén precipitaciones por debajo del promedio para sitios de Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas, Durango, Zacatecas, San Luis Potosí, Nayarit y algunas regiones de Jalisco y Guanajuato.

Asimismo, Aguascalientes, Querétaro, Hidalgo, Colima, el suroeste de Michoacán, el norte de Veracruz, Puebla, Morelos, Guerrero, Oaxaca, Chiapas y la mayor parte de la Península de Yucatán, al ser Tamaulipas y Nuevo León los estados donde se registrará el mayor déficit.

El SMN detalló que con un cálculo estimado de 90 milímetros, agosto tendría 33 por ciento menos de lluvia que la media climatológica, que es de 134 milímetros.