Gobierno colombiano reducirá acciones militares contra las FARC

Gobierno colombiano reducirá acciones militares contra las FARC

El gobierno colombiano resolvió el lunes reducir las acciones militares para acelerar las conversaciones de paz con las FARC y alcanzar un alto el fuego bilateral en cuatro meses.

El jefe del equipo negociador del gobierno en Cuba, Humberto De La Calle, explicó en una rueda de prensa en Bogotá que la disminución de la belicosidad pretende “crear un ambiente que haga pensar entre la población que la paz es posible“.

La medida se suma a la decisión de las FARC de poner fin a sus acciones violentas desde el próximo 20 de julio. A partir de entonces comenzará un proceso de supervisión que podría desembocar en un cese definitivo de la violencia, dijo el equipo negociador. Para ello será fundamental el proceso de verificación en el que participarán las Naciones Unidas y Uruguay, que ejerce la presidencia temporal de la Unasur.

De la Calle aclaró que esta reducción de las acciones militares no es un alto el fuego ni implica “inmovilidad” del ejército o la policía sino “bajar la intensidad de las operaciones militares”.

La voluntad del gobierno por alcanzar la paz es total“, dijo De la Calle. “Pensamos que hay una oportunidad y después de muchos meses mirando a los ojos a las FARC creemos que hay un interés real de las FARC por poner fin a la guerra“, agregó.

El anuncio del gobierno busca crear confianza y bajar la temperatura de la confrontación para avanzar en los puntos que aún faltan por cerrarse que son la reparación a las víctimas, el cese el fuego definitivo, el abandono de las armas por parte de las FARC y las garantías de que los guerrilleros que dejen la lucha armada y se sumen a la vida civil podrán hacer política.

El alto comisionado para la paz, Sergio Jaramillo, dio especial importancia a la etapa de comprobación que comienza a partir de ahora al señalar que “en el pasado fracasaron los intentos de paz porque no hubo una correcta verificación del alto al fuego”.

Para acelerar las conversaciones, que llevan más de dos años y medio, Jaramillo anunció que grupos de trabajo operarán en paralelo a lo que se hace en la mesa para avanzar “en múltiples frentes”.