Postura de republicanos sobre migración es un “error”: Hillary Clinton

Postura de republicanos sobre migración es un "error": Hillary Clinton

La exprimera dama y aspirante demócrata a la presidencia Hillary Clinton se dijo hoy “muy decepcionada” por los comentarios del millonario Donald Trump sobre los mexicanos, y deploró la “hostilidad” de algunos republicanos hacia los inmigrantes.

“Estoy muy decepcionada por esos comentarios y me siento muy mal, y muy decepcionada con él y con el Partido Republicano, por no responder inmediatamente y decir ‘basta’”, señaló Clinton en entrevista con la cadena CNN.

Aunque Trump contribuyó a la campaña senatorial de Clinton y a la Fundación del expresidente William Clinton, la exsenadora por Nueva York criticó la postura contra la migración del empresario y de otros aspirantes republicanos a la Casa Blanca.

“Están en un espectro que va desde la hostilidad, lo cual creo que es deplorable en una nación de inmigrantes como la nuestra, hasta una aceptación a regañadientes, pero con un rechazo a apoyar un camino a la ciudadanía”, indicó.

Clinton, quien apoya una reforma migratoria que incluya la legalización y naturalización de más de 11 millones de indocumentados, consideró la postura migratoria de los republicanos como un “error”.

“Sabemos que no vamos a deportar a 11 o 12 millones de personas. No deberíamos estar partiendo familias, no deberíamos estar deteniendo a las personas de la oportunidad de estar legalmente integradas en nuestro país”, dijo.

“Es bueno para nosotros. Es bueno económicamente. Es bueno para los impuestos que serán recolectados legalmente. Es bueno para los niños para que lleguen hasta donde los lleve su trabajo y talento. Estoy 100 por ciento por la reforma migratoria integral con camino a la ciudadanía”, remató.

Clinton, la puntera indiscutida entre los aspirantes presidenciales demócratas, también dijo no estar de acuerdo con la posición del puntero republicano, el exgobernador de Florida, Jeb Bush, porque éste apoya la legalización pero no la ruta a la naturalización de indocumentados.

“El (Bush) no cree en un camino a la ciudadanía. Si lo apoyó en algún momento, ya no es el caso”, puntualizó la exsecretaria de Estado.