Taylor Swift habla sobre el acoso sexual que sufrió, y envía un emotivo mensaje

Taylor Swift nos acaba de demostrar una vez más que es un digno ejemplo de valentía y carácter, pues no sólo se atrevió a renovar su imagen para mostrarse como una mujer más fuerte, sino que también tuvo el coraje de enfrentar al hombre que la acosó sexualmente.

En el 2013 Taylor estaba conviviendo con sus fans tras un concierto en Denver. El locutor y DJ David Mueller, que se encontraba en el lugar, se atrevió a meter la mano debajo del vestido de Taylor y la tocó de una forma obscena.

Taylor se mantuvo en silenció hasta mediados de este año, cuando se atrevió a denunciar legalmente. David Mueller demandó a Taylor por difamación y junto a su abogado, se dedicó a hostigarla a ella y a su madre.

Fue entonces que Taylor contrademandó a David, exigiendo la suma simbólica de 1 dólar, sólo para animar a todas las víctimas de acoso sexual, y enviarles el mensaje de que deben romper el silencio.

La valentía de Taylor, y de muchas otras mujeres que este año se atrevieron a denunciar acoso sexual con los hashtags #MeeToo o #YoTambién, inspiró a la revista Time, que las nombró a todas ellas “Persona del año 2017”. En la portada de la publicación, que fue lanzada esta semana, se puede ver a Taylor junto a otras mujeres como Ashley Judd, Selma Blair, Alyssa Milano, Megyn Kelly y Terry Crews.

En la publicación de Time, Taylor habló por primera vez sobre lo que fue enfrentar a Mueller: “Cuando testifiqué ya tenía en la corte toda la semana y tuve que ver a los abogados de este hombre, acosar, hostigar y presionar a mi equipo, incluyendo a mi madre, por detalles tontos y precisiones ridículas, mientras los acusaban a ellos y a mí de mentir”.

Taylor relató además que el hostigamiento y presión afectaron también a su madre: “Mi madre estaba tan afectada después de su comparecencia que se sintió físicamente muy mal como para asistir a la corte el día que yo testifiqué. Yo estaba enojada. En ese momento, decidí dejar a un lado las formalidades de la corte y responder las preguntas de la manera en que habían ocurrido las cosas. Este hombre no consideró ningún protocolo a la hora de acosarme, y su abogado no tuvo piedad con mi madre, ¿por qué debía ser cortés?”.

Taylor agregó un poderoso mensaje para todas aquellas víctimas de acoso sexual que hoy se encuentran en una situación vulnerable:

“Te pueden culpar por el hecho de que ocurrió, por contar que ocurrió; o culparte por cómo reaccionaste. Podrías sentir que sobre reaccionaste, porque la sociedad ha tratado esto como algo muy común. Mi consejo es que no te eches la culpa y no aceptes la culpa que otros te quieran imponer. No te deberían culpar por esperar 15 minutos, 15 días o 15 años para reportar un abuso sexual o acoso, o por las consecuencias de lo que le pasará a una persona después de que decide abusar de ti o acosarte sexualmente”, declaró Taylor para Time.