Tenía sed, se bebió media botella de salsa picante

Salsa picante

En un hecho sin precedentes sucedido en Berlín, Alemania, un hombre con una biciblieta irrumpió en un restarante para beber media botella de salsa Tabasco porque tenía sed; según las autoridades locales.

Primero el sujetó robó una bicicleta, luego la utilizó como un arma al lanzarla contra el ventanal de un restaurante en la capital alemana y finalmente logró entrar para consumir media botella de salsa Tabasco porque estaba sediento.

El portavoz de la policía Jens Berger informó el martes que el hombre de 34 años estaba intoxicado, aunque no quedó claro por qué se bebió la botella de salsa picante. El oficial agregó que posiblemente el hombre la confundió con una pequeña botella de licor que es popular en Alemania.

Los vecinos alertaron a la policía en la madrugada, después de que escucharon que se rompían cristales. El hombre fue arrestado dentro del restaurante.

Berger informó que después de decir a la policía que se había metido al establecimiento porque tenía sed, el hombre agregó que lo único que quería hacer era dormirse. Y se le dio la oportunidad, porque pasó la noche en una celda.